Barcelona es una ciudad que se debe conocer a pie. Sobretodo su centro histórico. Perderse por sus estrechas y serpenteadas calles, pasear por su paseo marítimo, caminar por sus anchas avenidas… Pero si quieres disfrutar de una experiencia completa por las calles de Barcelona, no puedes olvidarte de sus plazas.

Aquí te dejamos una lista de plazas imperdibles, con mucha historia, diversidad y encanto de la ciudad Condal.

Plaza de San Felipe Neri

 La romántica Plaça Sant Felip Neri es un rincón imperdible del Barrio Gótico de Barcelona. Es una pequeña y tranquila placita que está delimitada por edificios renacentistas, una escuela y una iglesia barroca. La preside una fuente que le otorga el aire de melancolía que le caracteriza.  Y es que este rincón de Barcelona fue testigo de una de las masacres más crueles de la Guerra Civil Española, que marcó para siempre tanto a la gente de la ciudad como a los muros de su iglesia, en los que todavía hoy se aprecian las erosiones causadas por el bombardeo.

Fotografía de Bookstyle.net

Antoni Gaudí era un fiel amante de esta plaza. El 10 de junio de 1926, se encontraba caminando hacia la iglesia de Sant Felip Neri cuando trágicamente un tranvía acabó con su vida.

Si quiere saber más curiosidades de este mágico rincón de Barcelona te recomendamos leer este artículo.

Plaza de Cataluña

Uno de los iconos de la ciudad. Este es el lugar perfecto para comenzar cualquier ruta a pie por el centro de Barcelona, ya que además se encuentra la Oficina de Turismo. La Plaza Catalunya es donde se interceptan los principales lugares turísticos de la ciudad: el Barrio Gótico, el Raval y el Eixample. Este espacio público es conocido por sus esculturas neoclásicas y vanguardistas de intrincado diseño y posición.

Plaza Catalunya y su palomas

Es común encontrarse a los barceloneses tumbados en sus zonas verdes los días de sol y a niños dando de comer a las palomas.

Plaza de Sant Jaume

La plaza es el centro administrativo e histórico de Barcelona desde la antigüedad. Alberga los edificios legislativos más importantes de Barcelona y de Cataluña: el Ayuntamiento y el Palacio de la Generalitat. Por lo que es una plaza con mucho trajin de ideas y venidas de políticos, manifestantes y turistas. Además, era dónde los aficionados del Fútbol Club Barcelona se reunían para celebrar con el equipo los títulos logrados.

La siempre animada Plaza Sant Jaume

Los alrededores de Plaça Sant Jaume están llenos de tiendas, restaurantes y calles encantadoras para explorar.

 

Plaza Real

 La Plaça Reial es la plaza de Barcelona con una estética más mediterránea: arcadas majestuosas, una fuente, farolas y palmeras altísimas. El nombre de la plaza conmemora a los Reyes Católicos y está construida en el terreno que quedó disponible al cancelarse la reconstrucción del convento de Santa Madrona de los Capuchinos. Al encontrarse al lado de Las Ramblas es uno de los lugares más concurridos y animados de Barcelona.

La plaza Real
La plaza Real está rodeada de restaurantes

En la plaza Real se encuentra uno de los primeros trabajos que fueron encargados al arquitecto catalán Antoni Gaudí cuando todavía era joven y acababa de finalizar sus estudios. Se trata de unas farolas de 6 brazos fundidas en bronce y combinadas con hierro forjado que se apoyan en una base de piedra.

 Plaza de España

Sería un listado incompleto si no se mencionara la Plaza de España ya que, aunque no tiene el encanto de las anteriores por recóndidas y curiosas, es uno de los lugares más importantes de Barcelona. Obra del arquitecto modernista Josep Puig i Cadafalch se construyó durante la Exposición Universal de 1929.

plaza de españa
Una de las Plazas más grandes del País

Es uno de los sitios turísticos más grandes de la ciudad y con muchas atracciones para disfrutar. Te recomendamos la lectura de “La Plaza de España: un lugar para admirar” para conocerla al detalle y disfrutar de todas sus curiosidades.

 

Plaza de Sant Josep Oriol

Y por último volvemos al Gótico con La Plaza de Sant Josep Oriol. Esta pequeña plaza rodea la majestuosa Iglesia de Santa María del Pi y es una de las más bonitas del Barrio Gótico. Sus bares y cafés atraen a músicos y artistas callejeros y lo convierten en un lugar mágico para pasar el rato.

Iglesia del Pi

Está rodeado de pintorescas callejuelas, muchas de ellas con atractivas tiendas y bares de toda la vida. Justo en el número 9 está ubicado Taller de Tapas Sant Josep Oriol. Un restaurante ideal para relajarse, ver a los barceloneses pasar mientras tomas unas tapas y unas copas en una de las plazas con más encanto de Barcelona.

Taller de Tapas Sant Josep Oriol
¡Estaremos encantados de recibirte!